Sobre el proyecto

Al basarse en el modelo de negocio tradicional que favorece la comunicación cara a cara con el cliente, las pequeñas empresas se vieron especialmente afectadas y no estaban preparadas para afrontar los cambios que trajo consigo la COVID-19. Sin embargo, la pandemia puso de manifiesto la ya existente falta de competencias digitales que sitúa a estas pequeñas empresas en una posición de desventaja, disminuye su competitividad y las llevará a la exclusión de las oportunidades de la era digital.

El proyecto GRACE está intrínsecamente orientado a minimizar las barreras de acceso a la oferta de formación, ya que construye una experiencia de formación totalmente en línea.

El partenariado tomará todas las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad y la participación activa en sus actividades y adoptará las soluciones adecuadas.

Grupo destinatario directo